Violencia Intragénero

Desde Defensa Hombres Maltratados siempre hemos defendido que la violencia entre parejas del mismo sexo debe estar correctamente regulada por la ley, pues hasta el día de hoy, este tipo de violencia es una realidad silenciada.

Hasta hace muy poco no se conocían muchos casos de violencia intragénero, no porque no se den, sino porque se subestimaba o no se le daba la suficiente importancia a los problemas del colectivo LGTB.

Por otro lado, las víctimas de violencia por parejas o ex parejas del mismo sexo, no identifican en muchos casos, los elementos que les hacen ser víctimas. En las relaciones de pareja se tienen a dar por sentados como “actos de amor”, conductas que rayan en el control y obsesión con la otra parte de la pareja y que desembocan en maltrato físico, psicológico y a veces sexual por parte de sus parejas o ex parejas.

La violencia intragénero, a diferencia de la violencia de género, no sucede en torno al sexismo ni a la desigualdad de poder entre hombre y mujer, sino que atiende a otras variables que pueden ser: el nivel de estudios, raza, situación financiera, situación de residencia ilegal, salud, edad, y un largo etc.

Lo que conlleva irremediablemente a que la violencia varíe y tome formas terribles como:

  • Violencia relacionada con el VIH: No es específica de la violencia intragénero, pero se da en gran medida. Incluye el chantaje con desvelar a su grupo social que padece la enfermedad. No es poco común escuchar la frase “si me dejas les digo que tienes VIH”
  • Violencia sobre la identidad sexual: Frases como nadie va a querer a un gay como tú, no vas a encontrar apoyo en ninguna otra parte. Forman parte de este tipo de violencia y se usan para agredir a la pareja o limitar su participación en la comunidad con objeto de aislarla.
  • Outing: Aunque hoy en día es más común que los gais salgan del armario, en casos complicados, dónde uno de los componentes de la pareja no se atreve a dar el paso por miedo a la estigmatización.

NO ESTÁS SÓLO, CREEMOS EN TI

¿Te encuentras en una situación de riesgo y necesitas un abogado especialista en la defensa de hombres maltratados?

Si tu pareja te agrede, insulta o humilla, no lo dudes: denuncia.

Lamentablemente, las humillaciones, maltrato y abuso en el seno conyugal afecta a todos los colectivos poblacionales. Pero a día de hoy no existe ninguna normativa nacional específica para este grave problema.

En los últimos años hemos podido comprobar cómo han aumentado los procedimientos de malos tratos en parejas del mismo sexo sin que se de visibilidad al problema.

Es una realidad que Homosexuales, Lesbianas y Transexuales son víctimas o autores de delitos de violencia en el ámbito familiar. Esta violencia merece un reproche penal y por ello ofrecemos nuestros servicios no solamente como acusación sino como defensa en el caso de que tu pareja, seas del sexo que seas, te maltrate, te humille o te amenace.

Somos abogados expertos en procedimientos de LGTB y podemos ayudarte.